El recuerdo del aire

Tema musical: “Meditación 1” Autor: Yann Díez Doizy (con permiso explícito del autor).

Puedo ver el movimiento que incide en las nubes que se forman, el modo en que dobla las ramas de los álamos y riza la superficie del agua. Las plumas vibrantes del ala del águila que cruza sobre mi cabeza, la trayectoria en espiral de la hoja que cae…. Sin embargo, estos mismos ojos que lo adivinan no lo pueden ver.” David Abram “La magia de los sentidos”

Para muchas culturas indígenas del planeta el aire, el viento y la respiración simbolizan aspectos de un poder singularmente sagrado. Por su presencia penetrante, su absoluta invisibilidad y su influencia manifiesta sobre todos los fenómenos visibles, el aire constituye el arquetipo de lo inefable y no conocible pero indiscutiblemente real.

Mientras lees éste articulo, te invito a que vayas haciendo pequeñas pausas en las que haces tu respiración conscientemente, y te das cuenta de cómo tomas y sueltas el aire.

¡El solo hecho de introducir nuestra conciencia en éste sencillo acto de respirar, cambia la cualidad de nuestra experiencia en el momento presente! Sencillo y maravilloso al mismo tiempo.

El aire invisible que todo lo rodea, el aire invisible a través del cual los objetos aparecen, el aire que transporta los sonidos y las ondas, el aire que una y otra vez penetra nuestros cuerpos en el acto constante de la respiración.

RE-SPIRAR del latín SPIRITUS que significa AIRE, VIENTO, SOPLO, RESPIRACIÓN, ALMA, VIDA.

IN-SPIRAR, simboliza llevar el SPIRITUS hacia el interior. IN-HALAR viene del árabe y simboliza “tomar a Dios”

Uno de los maestros budistas vivos más conocido y amado en todo el mundo, Tich Nhat Hanh, habla siempre con palabras sencillas y hermosas de la respiración, él dice “la respiración consciente es como una lamparilla que encendemos y que nos ayuda a VER, a ver más profundo dentro de nosotros, a ver con amor”.

Como practicante, amante y profesional de la Respiración Consciente, nunca he dejado de sorprenderme al experimentar por mi mismo o verlo en mis clientes la magia que aporta la sencilla práctica de una sesión de respiración.

A través de una respiración continua, suave y profunda, en torno a 60 minutos de respiración, la persona literalmente “se abre”, experimenta un proceso paulatino y nunca igual en donde se producen indistintamente “tomas o aperturas de conciencia”, comprensiones “sentidas” sobre diferentes aspectos de su vida.

La persona viaja a través de “sensaciones emocionales liberadoras”, o “desbloqueos energéticos”,  o  liberación de memorias inconscientes antiguas. Y todo ello en un contexto tranquilo, pacífico, suave, cuidado, acompañado y controlado.

Más allá de las técnicas, nombres y formas concretas de los diversos trabajos con la respiración, está la intención que ponemos al hacerla consciente: abrir una y otra vez un espacio en donde dejamos de proyectar nuestra inconsciencia y reconectamos con nuestra Esencia y nuestra Verdad, algo que invariablemente nos trae siempre, de nuevo, Paz.

He aprendido de Dios

HAFIZ SHIRAZI  (1315 – 1390), místico sufi, poeta de la corte persa.

Hafiz Shirazi - Poemas
He aprendido tanto de Dios
que ya no puedo decir que soy un cristiano, un hindú, un musulmán, un budista, o un judío.
La verdad ha compartido tantas cosas de sí misma conmigo
que ya no puedo decir que soy un hombre, una mujer, un ángel o incluso un alma pura.
El amor se ha convertido en amigo de Hafiz por completo.
Se ha convertido en cenizas
y me ha liberado de cada imagen y concepto
que mi mente haya conocido.

Poema de HAFIZ SHIRAZI  (1315 – 1390), místico sufi, poeta de la corte persa. Sus poemas celebran los placeres del vino, la caza y el amor en la corte de Shiraz. En un plano más profundo, en opinión de algunos especialistas, reflejan también su absoluta devoción como sufí a la unión con la divinidad.

 

 

Sanar la relación

Extraído del libro “CORAZÓN RADIANTE” de Jorge Lomar, editorial El Grano de Mostaza, en la página 341

Toda relación tiene un propósito sagrado: experimentar la unidad, expresar el amor, expresarte, pues solo de este modo puedes ser feliz.

La persona con la que mantienes cualquier relación especial está ahí como una representación de tu creencia en la separación, un símbolo de tus deseos subconscientes.

No la veas como un cuerpo, sino como un pensamiento tuyo, un aspecto de tu mente que dejaste fuera.

♥ Inclúyelo de nuevo, reconócete en él, mas no en su forma, sino en la mente que sois en pura relación.

♥ Vuélvelo a aceptar en tu corazón una y otra vez con la ayuda del recuerdo de tu Ser.

♥ Reconócelo como el brillo de tu corazón radiante.

♥ Reconócete como experiencia pura. Reconócete como el brillo del Ser.

SEPARADOR 6

Nuestra respiración

La nuestra, la de los humanos, puede ser una respiración consciente o inconsciente.

Cuando es inconsciente, casi siempre, la respiración simplemente “ESTÁ”.

Pero cuando es CONSCIENTE, la cosa cambia. Entonces la respiración “ES”. Se convierte en herramienta, en amiga, en acompañante, en disfrutable

Podemos utilizar la RESPIRACIÓN CONSCIENTE para ponernos al servicio de la Vida, para abrazar “el sentir”, para salirnos del la “prisión del pensamiento equivocado”, para unirnos al otro, a los otros, al Todo, para soltar los juicios, para recibir la experiencia del presente, para estar totalmente presentes, para vivir el ahora.

La respiración consciente puede ser un PUENTE para llevar nuestro conflicto interior, nuestra confusión, nuestro temor, o nuestras dudas ante EL ABRAZO del CORAZÓN, y así transformar nuestra percepción. Y así recobrar la cordura, sentir la Paz y la Alegría siempre presentes, siempre disponibles.

Un puente, un símbolo, una herramienta, para llevar las ilusiones perceptivas ante la Verdad, ante la mirada siempre amorosa, siempre lúcida del Ser, la Esencia, el Núcleo.

La respiración consciente nos permite MIRAR ADENTRO, focalizar nuestra atención en lo que estamos experimentando en cada momento presente, y abrazar EL SENTIR.

RESPIRO Y SIENTO dentro de mi,

OBSERVO SIN JUICIO. ABRAZO LA EXPERIENCIA.

RESPIRO Y SIENTO,

ENTREGO MI MENTE, ENTREGO MI SENTIR,

ABRO MI CORAZÓN, RESPIRO Y SIENTO.